Mitos sobre la Neuroestimulación

En nuestra experiencia clí­nica nos damos cuenta que muchos de nuestros pacientes al ingresar al programa de neuroestimulación, llegan con una serie de ideas erróneas respecto al cómo funciona la tecnología, mecanismo de acción y resultados esperados.


A continuación, te dejamos algunos mitos que queremos derribar en torno a la tecnología:

1. El casco es Mágico

No, el casco que ves en fotografí­as no es mágico y su mecanismo de acción está lejos de serlo. Al interior del hay una bobina H creada por científicos Israelitas con el objetivo de trabajar localizadamente la corteza cerebral, logrando beneficios en profundidad y campo respecto a la estimulación. El objetivo clínico es neuro-modular (activar) aquella zona involucrada con la sintomatologí­a depresiva que se encuentra bajo el funcionamiento esperado (principio de hipo-activación).

2. Me voy a sentir bien rápidamente

No necesariamente, si bien las experiencias son múltiples, las expectativas deben estar en torno a los resultados clí­nicos de las investigaciones, las cuales indican que la remisión de sí­ntomas reacción se podrí­a apreciar posterior a la sesión 10. Que algunos pacientes se sientan mejor antes de lo esperado, no significa que sea regla.


Siempre es bueno recordar que, que ningún tratamiento te puede garantizar un 100% de éxito, porque si es así­, es una mentira. En este caso, y según las investigaciones, los resultados positivos de la neuroestimulación se encuentran entre el 74% y el 81%, dicho de otra manera, de cada 10 pacientes, 7 u 8 personas responden positivamente, obteniendo remisión parcial o completa de su sintomatologí­a.

3. ¿Si me siento bien antes de la sesión 20, puedo abandonar?, o ¿puedo tomar menos sesiones?

Primero decir que siempre tienes el derecho a abandonar un tratamiento, sin embargo, debes ser responsable respecto a esas decisiones. El número de sesiones del tratamiento no es arbitrario, es producto de los resultados de la práctica clínica de más de 35 años respecto al uso de ésta tecnologí­a en pacientes con depresión, donde los protocolos indican 20 y hasta incluso 30 sesiones.

El motivo es, que la neuromodulación de la corteza, es producto de la repetición del estí­mulo, que, con el tiempo adecuado, enseña (principio de neuroplasticidad) a tu red neuronal a trabajar de la manera esperada. Imagina ir al gimnasio con el propósito de trabajar tu musculatura, y abandonarlo dos semanas después, porque no obtuviste los cambios que esperabas. ¿es posible sacar conclusiones adecuadas después de eso?

Abandonar por resultados positivos o negativos sin terminar el proceso completo, no nos entrega un panorama claro respecto a los resultados, por ello siempre es bueno ser responsable sobre las decisiones que tomamos. ¿dejarías un antibiótico, antes de lo indicado por un médico? Recuerda que ser responsable con un tratamiento es lo más importante, por ello siempre estar informado.

4. ¿La neuroestmulación es un tratamiento experimental?

La tecnología de neuroestimulación para el tratamiento de los sí­ntomas depresivos NO es experimental, y se encuentra certificada por todas las agencias internacionales correspondientes: FDA y MEDCERT.

Incluso aquellos países de la OCDE con mayor inversión en Salud Mental, tienen incorporada la tecnologí­a en la qué pública de atención. En Chile, lamentablemente, su acceso aún es privado, pero estamos haciendo todos los esfuerzos para que prontamente se encuentre incorporada en la canasta de atención, tanto en FONASA como ISAPRES.

5. ¿La Neuroestimulación Duele?

No, aclarar que la tecnologí­a no es invasiva y el proceso es absolutamente ambulatorio, ya que no necesita anestesia ni hospitalización, y puedes hacer tu vida normal antes y después de cada sesión. Aun así­, es bueno mencionar que, según estudios, el procedimiento puede generar en algunos pacientes ciertas molestias fí­sicas, las cuales se presentan en las primeras sesiones y luego desaparecen en el transcurso de ellas, éstas pueden ser: molestias en la mandí­bula (como de bruxismo) y algunos dolores de cabeza parciales que deberían desaparecer con cualquier analgésico. Cualquier otro dolor o molestia, no corresponde al tratamiento.

6. ¿La neuroestimulación es igual a la terapia Electro Convulsiva TEC?

No, son terapias absolutamente distintas, a continuación, las diferencias:

Finalmente comentar que el ingreso al programa debe ser indicado por un profesional de la salud mental, no tiene ingreso libre, ya que tiene aspectos clínicos, médicos y psicológicos a tomar en cuenta para llevar a cabo el proceso.

Deja una respuesta