Como Manejar el Riesgo de la Depresión

Es difícil entender la depresión, más aún si un ser querido la padece, donde el manejo de la enfermedad y la gestión de crisis puede ser un gran problema. Por ello como equipo clí­nico de NovaVita queremos entregar algunos consejos al respecto.

Primero, debes entender que cada persona padece la depresión de un modo diferente. Por ello es muy importante que pongas completa atención a tu ser querido. Aprende como le afecta la depresión y cuáles son sus manifestaciones.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • ¿Cuáles son los signos y sí­ntomas de depresión que manifiesta habitualmente tu familiar o amigo?
  • ¿Qué conductas o lenguaje observas cuando la depresión empeora?
  • ¿Qué conductas o lenguaje observas cuando la persona afectada se siente bien?
  • ¿Qué circunstancias desencadenan episodios de depresión más grave?
  • ¿Cuáles son las actividades de más ayuda cuando la depresión empeora?

Cuando logres conocer el cómo afecta la enfermedad a tu ser querido, podrás entender cuando la depresión empeora, o incluso prever una posible crisis.

Si crees que la situación no se encuentra controlada, debes:

  • Preocuparte que lleve a cabo un tratamiento de manera responsable. Pero si ya tiene un médico y visualizas problemas, hablar con el profesional para evaluar ajustes a dosis en los medicamentos que toma o cambiarlos.
  • Ver a un psicoterapeuta (psicólogo especializado). Es muy importante un proceso terapéutico, ya que más allá de los síntomas siempre hay tramas emocionales no manifiestas que deben ser intervenidas.
  • Adoptar pasos de autocuidado, como comer alimentos saludables, dormir lo suficiente y estar físicamente activo.

Tener ojo con el suicidio:

Las personas que sufren depresión corren más riesgo de cometer suicidio. Si un ser querido sufre una depresión grave, prepárate para la posibilidad de que, en algún momento, sienta deseos de suicidarse. Tomate en serio todos los signos de conducta suicida y actúa de inmediato.

Adopta medidas, si fuera necesario:

  • Habla con la persona sobre tu preocupación. Pregúntale si ha pensado en suicidarse o si tiene planificado como hacerlo. Tener un plan concreto indica que existe una mayor probabilidad de intento de suicidio.
  • No lo dejes solo.
  • Busca ayuda. Comunícate con el médico, o el profesional que lo atiende. Avisa a otros familiares o amigos cercanos sobre lo que ocurre. Si la crisis se ha tornado peligrosa para su vida, deberías llevarlo a urgencias debes tener en cuenta que por mucho que sepamos de la enfermedad y aunque el amor que tengamos por esa persona sea inmenso, hay momentos donde nuestras herramientas de contención no son suficientes y necesitas de otros profesionales que colaboren en la intervención.
  • Asegúrate de que la persona está en un entorno seguro. En lo posible, retira los objetos que podrá usar para suicidarse. Por ejemplo, retira o guarda bajo llave las armas de fuego, otros tipos de armas y los medicamentos.

Deja una respuesta