Actipulse

Desde 2022 la Adicción a los Videojuegos es reconocida por la OMS como una enfermedad.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª edición (DSM-5) no reconoce el término «depresión doble», sin embargo sí reconoce los dos diagnósticos que conforman la depresión doble: el trastorno depresivo persistente (PDD) y el trastorno depresivo mayor (MDD).

La consola de videojuegos más poderosa es nuestro cerebro

La consola de videojuegos más poderosa es nuestro cerebro

Los videojuegos son buenos o malos para nuestro cerebro?
El acceso a los videojuegos en la actualidad puede llevarse a cabo a través de ordenadores, consolas, dispositivos móviles o tabletas. Esto posibilita que no haya una restricción ni de tiempo ni de lugar para jugar.

leer más
La consola de videojuegos más poderosa es nuestro cerebro

La consola de videojuegos más poderosa es nuestro cerebro

Los videojuegos son buenos o malos para nuestro cerebro?
El acceso a los videojuegos en la actualidad puede llevarse a cabo a través de ordenadores, consolas, dispositivos móviles o tabletas. Esto posibilita que no haya una restricción ni de tiempo ni de lugar para jugar.

Efectos psicológicos de la derrota

Efectos psicológicos de la derrota

Cuando “nuestro” equipo de fútbol pierde, viene la insatisfacción, la frustración, la rabia, la ira y el desencanto. Ser derrotado, significa enfrentarse al fracaso del otro. Las reacciones y estados emocionales quedan patentes como si la derrota hubiera sido propia. A este fenómeno se le denomina “Efecto BIRG” (Basking In Reflected Glory, es decir, Complacencia en la gloria reflejada), es decir, achacar el éxito o el fracaso como propio; por ejemplo, afirmar “hemos perdido” cuando en realidad ha perdido el equipo, los jugadores.